martes, 1 de noviembre de 2011

El virus, la Calaca y Sabas

Llego la calaca a DECA,

Para que le repararan su computadora,

Azotando la puerta y

dando de mentadas

llego la muy jefa.

 

¡Que la reparen ahora mismo!,

gritando desesperada

necesito facebook y twitter

sin ellos no soy nada.

Que la reparen ya
si no a todos me los llevo,
mándenme al mejor

No sean culeros.

 

Marcaron la extensión 20,

y subió corriendo

al enterarse quien estaba arriba

dejo de estar comiendo.

 

Salió detrás de la pared,

De complexión delgada,

Barba, lentes y su playera blanca,

-¡Sabas!- mientras lo abrazaba,

Arréglame la compu y a ti la muerte no te hará nada.

 

Ea ea si tu dices esta bien

No le hare a la mamada,

Ahorita te la reviso,

Deja bajo, la abro y ahorita nos arreglamos.

 

Tomo asiento la Calaca

mientras miraba

si es cierto eso que dicen:

“que esta bien buena la secretaria”.

 

Cinco minutos pasaron

Y la calaca ya estaba desesperada

Veinte, treinta, cuarenta y nomas nada.

 

¿Este cabron que esta haciendo?

Que nomas no sube con mi amada

Deja bajo a ver si ya esta limpiecita y hasta en caja.

 

Cual fue la sorpresa de la calaca,

cuando vio a Sabas muy cómodo en su banco,

con una ventana abierta de facebook y otra con una chava,

y a la compu de la muerte no le habia hecho nada.

 

Cabron! ahora si te meto la guadaña por el cu…

nomas te has hecho pendejo mientras yo arriba sentada

te voy a llevar al mismo infierno

y estarás la eternidad

 

Con puros abogados y licenciados

por siempre estarás

por hacerme perder mi tiempo

te arrepentirás.

 

Espera Calaca…

no lo dejo terminar en un chis-pas

Chingo a su madre Sabas.

 

Ya en el infierno los abogados le preguntaron:

¿Teniendo semejante oportunidad por que la dejaste escapar?

-El problema no era el hardware o el software

Si no la interfaz entre la silla y  la computadora

Nomas que la pinche calaca no me dejo explicar.